Esconde tu tabla de planchar y ahorra espacio

Sin lugar a dudas, entre las tareas domésticas que más odio, la de planchar se lleva el primer puesto de mi ranking. Por lo tanto, cuanto más lejos y más escondida se encuentre la plancha, la tabla y todos los accesorios relacionados con esa labor, mucho mejor.

Claro que el esconder la tabla de planchar de personas como yo no fue la idea de Whitney Design’s al pensar en el Stow Away Cabinet Ironing Board, sino que lo hicieron como solución para el ahorro del espacio. ¿De qué trata esto? Pues muy fácil, es un mueble o gabinete montado en la pared, hecho en madera fuerte y maciza pintada de blanco y con una puerta deslizante que, al abrirla, deja al descubierto una tabla de planchar plegada y un espacio suficiente como para almacenar allí accesorios necesarios para el planchado y el lavado de nuestra ropa.

De este modo, cuando necesitemos planchar nuestras prendas solo deberemos abrir la puerta, desplegar la tabla y elegir entre las cuatro posiciones en la que esta puede ajustarse para nuestra máxima comodidad. ¿Su precio? 199 dólares.