Silla y ventana, para pisos pequeños

Cada vez vemos más propuestas insólitas que buscan aprovechar cada metro cuadrado del hogar. Muchas de ellas han nacido por obra y gracia de los nuevos diseños arquitectónicos que, debido a los altos precios de los terrenos y las viviendas, son pequeños, muchas veces con superficies realmente minúsculas.

En este contexto, toda idea que ayude a aprovechar el espacio es bienvenida y así es como nacen inventos como la Window Frame Chair. Este curioso invento ha sido creado por el asiático Ngo Bun Wong de la universidad RMIT y se trata de una gran sorpresa: una silla que cuando no está en uso… ¡se convierte en una ventana!

En realidad hablamos de una silla que a primera vista parece algo rígida y su estructura se debe a que en el momento en el que no está siendo usada puede ser “guardada” dentro de una ventana para que funcione a modo de cortina e impida el paso de la luz natural.

Me pregunto… ¿qué sucede cuando estamos sentados? ¿La ventana queda al descubierto o hay un vidrio que impide que pase el viento?