No más perros en el váter

Puede ser un rottweiler, un labrador o un caniche toy. Más allá de la raza, los perros acostumbran a repetir ciertas costumbres, no siempre demasiado decorosas.

Veamos el caso del cuarto de baño. Es un clásico ver como nuestra mascota decide beber el agua del váter aún cuando tiene su plato para ingerir el líquido. Pero no, es como si esta agua fuera mucho más sabrosa… Y así es como cometen este pecadillo doméstico cada vez que encuentran que la puerta del baño está abierta.

Pero hay formas de controlar esta costumbre sin necesidad de pasar el día en el cuarto de baño. Para eso ha llegado este pequeño dispositivo que debe ser colocado en la tapa del váter. El mismo cuenta con un sensor que detecta las presencias y así es como cuando el animal se acerca al váter comienza a sonar al tiempo que una luz titila una y otra vez. El dispositivo cubre un radio de 28” y puede conseguirse por un precio de 24.95 dólares en éste sitio.