Kwikset Smartkey, la cerradura con programación de llaves

Esta cerradura puede transformarse en la mejor aliada de la seguridad o bien en la peor pesadilla de todos los tiempos. Funciona de la siguiente manera: en lugar de contar con una cerradura que se amalgama con un único tipo de llave, la Kwikset Smartkey se adapta a distintos tipos de llaves.

Para lograr esta salvedad, apela a un adaptador especial que de alguna manera le “enseña” a la cerradura como utilizar la nueva llave. Esto significa que en caso de perder una llave ya no será necesario cambiar la cerradura pues sólo basta contar con una nueva llave y programarla para que la puerta se abra.

El gran incoveniente del sistema es que no es sencillo esto de recordar cual de todas las llaves que tenemos en el llavero ha sido programada, sobre todo porque es probable que tengamos varias llaves alternativas idénticas para esta cerradura. Vale, igualmente creo que es un concepto interesante que con algunas mejoras podría dar grandes resultados.

Vía: Gizmodo