Grifo táctil, la magia en el fregadero

Hasta hace algunos años había que mover las manivelas hacia la izquierda o la derecha para abrir y cerrar los grifos. Luego llegó el turno de los grifos más modernos que podemos encontrar en muchas cocinas de estos tiempos.

Hablamos de aquéllos que en lugar de las clásicas manivelas circulares cuentan con un sistema basado en una pequeña palanca que hay que mover hacia arriba y hacia abajo para dar intensidad al chorro de agua.

Si bien son más cómodos no terminan de lograr los grandes resultados de los nuevos grifos de Delta pues para abrirlos sólo hay que tocarlos. Esto sucede gracias a la tecnología Touch20 Technology, que funciona en forma muy intuitiva y gracias a dos sensores situados en el caño del grifo.

La gran ventaja de este sistema es su rapidez y el hecho que podremos abrir el grifo aún con las manos sucias pues no ensuciaremos las manivelas.