Amphibious 1000, ahora llegó el turno del hotel subacuático

No se si lo recordarán pero hace unos días os conté acerca de Jelly Fish 45, una casa semisumergida desde la cual era posible ver el mundo acuático. Vaya, que sorpresa me he llevado al enterarme que el mismo diseñador de esa vivienda ahora se ha aventurado con un nuevo proyecto, nada menos que un hotel subacuático.

Vale aclarar que la construcción parte del mismo concepto que Jelly Fish 45, es decir una construcción con un formato curvo y varios pisos por encima del nivel del mar. Nuevamente, la magia del diseño nos sorprende con parte de la estructura por debajo del agua que una vez más nos permite acceder al mundo subacuático.

Amphibious 1000 es el nombre de este hotel de lujo diseñado por Giancarlo Zema que contará con dos puentes para crear la ilusión óptica de una construcción situada en medio del mar. Con más de 250.000 metros cuadrados a su favor, la estructura central del hotel estará compuesta por dos brazos principales.

El recinto ha sido organizado en tres áreas, la anteriormente mencionada y un segundo sector compuesto por el área común, es decir la zona para congresos, el área de salud, etc. Un tercer sector compuesto por las unidades flotantes, es decir las mismísimas Jelly Fish que suman 80 suites y se valdrán de unos yates de aluminio para el traslado.

A la hora del diseño el hotel se inspiró en la ciudad de Otoh Gunga de Star Wars.

Vía: Born Rich